RAMSES R. OLAYA | (What's the Story) Morning Glory?

Inauguracion sábado 17 de octubre, 12 – 15 horas
Del 17 de octubre, 2009 al 2 de enero  2010

 

Ramses R. Olaya | (What’s the Story ) Morning Glory?
Por Iris García y Luis Quintino
ImageEn la década de los 90 la música alternativa británica tuvo un auge con la llegada al mainstream, lo que recordaba la invasión británica de los 60 comandada principalmente por The Beatles y The Rolling Stones. El ejemplo más claro de esto fue representado por Oasis, con su segundo disco “Whats the story morning glory?”, que para muchos representó una revolución musical que contrastaba el ya establecido grunge, a pesar de que el surgimiento de estos dos géneros provenían de contextos postindustriales, y de estratos económico-sociales similares. El título revolucionario no reflejó la visión que el mismo grupo Oasis tenía frente a su disco, ya que funcionaba más bien como un cambio de perspectiva, pero al mismo tiempo un homenaje a la tradición del rock británico, ejemplo de ello es “Don`t look back in anger”.
En la obra de Ramsés Olaya  la referencia a “What’s the history morning glory?”  es trazada a partir  de la frase que da título al disco, es decir una historia gloriosa del siguiente día, pensada  como una metáfora del éxito y el fracaso, al reflexionarlo como una posibilidad de continuar un camino, seguir haciendo lo que te gusta. Más allá de retratar al grupo como un icono de la música, el trabajo que desarrolla Ramsés, intenta generar un paralelismo entre las estrategias  y procesos  de la banda para poder reinterpretarlos dentro de su contexto urbano  industrial del norte de la ciudad de México.
Las reflexiones principales de la exposición están presentadas en varios núcleos que se relacionan entre si  temáticamente, pero están resueltas en distintos medios, que van desde el dibujo hasta la escultura sonora. La serie “Aristóteles in da house”  presenta  varias versiones de una misma canción tocadas simultáneamente en diferentes idiomas, las cuales  pueden ser escuchadas individualmente, o como una atmosfera sonora. Retomando nuevamente la música,  pero en su nivel lírico, “476” (47.6 mm por un segundo de recorrido en un cassette) descontextualiza dos canciones distintas creando una narrativa similar al lado A y B,  en la que dialogan entre sí.
En ese mismo sentido de dicotomía, “Paisajes mentales”  interviene directamente en la pared,  al mismo tiempo que presenta moleskines calados,  planteando una relación entre  el positivo y el negativo en  la pieza, con dos soluciones técnicas, no solo de manera gráfica si no con la materia misma, siendo una eco de la otra. Mientras que en  la pieza “Viewmaster”  la apropiación de viñetas y dibujo sobre un cómic rompe con la seriación y produce un objeto único.Como una historia del día después,  la exposición es una reflexión  del proceso artístico desde una perspectiva alternativa al arte tradicional, que  retoma el espíritu de la música, para hacer que la lectura y el sentido de las piezas posea esa inmediatez específica del rock.